Title Image

Nefrectomía

Ante la presencia de un cáncer de riñón se puede optar por un procedimiento quirúrgico denominado nefrectomía. Se lleva a cabo para tratar patologías en el riñón relacionadas con la presencia de tumores benignos o malignos. Es importante que esta intervención sea realizada por un médico urólogo especialista certificado.

¿Qué es la Nefrectomía?

La nefrectomía es un tipo de procedimiento quirúrgico que consiste en realizar una extirpación radical (completa) o parcial del riñón.

Dr Patricio Cruz Garcia Urologo en Mexico Especialista en Nefrectomia v001 compressor

Nefrectomía Parcial

La nefrectomía parcial también es conocida como una “cirugía para la preservación del riñón” o “cirugía conservadora de nefronas”. Esta técnica consiste en la extirpación del tejido enfermo o afectado del riñón sin la necesidad de extraer el tejido saludable. Bajo este procedimiento el tejido sano queda en su lugar.

Nefrectomía Completa o Radial

Para realizar una nefrectomía completa o radical, el especialista urólogo deberá extraer todo el riñón. En algunos casos será necesario retirar algunas estructuras y tejidos adicionales, tales como el tubo que conecta la vejiga con el riñón conocida como el uréter, la glándula suprarrenal y los ganglios linfáticos.

¿Para qué sirve la Nefrectomía?

El procedimiento de la nefrectomía sirve para tratar el cáncer de riñón o para realizar la extracción de ciertos tumores benignos (no cancerosos) en este órgano. En algunos casos, la nefrectomía se realiza con fines donativos. En estos casos el paciente se deberá someter a la cirugía para que le sea extraída un riñón saludable, para después transplantarlo a una persona que requiera del riñón funcional.

En algunas ocasiones la nefrectomía puede ser el tratamiento cuando el riñón no funciona a consecuencia de alguna obstrucción que esté originando dolor, infecciones o sangrado. Existe la posibilidad de que un riñón con piedras en su interior deje de funcionar y sea necesario extraerlo para evitar complicaciones infecciosas.

En casos infecciosos como abscesos renales o pielonefritis enfisematosa, la nefrectomía es un procedimiento de urgencia para salvar la vida del paciente.

¿Cómo se realiza la Nefrectomía?

La nefrectomía se practica con anestesia general, con la finalidad de brindarle al paciente el mayor confort durante la cirugía. De modo que se mantenga dormido y sin sentir dolor durante la intervención. La nefrectomía puede realizarse por vía laparoscópica, abierta o robótica. Cada técnica ofrece beneficios y dependerá de cada caso. El urólogo tratante deberá decidir la mejor técnica para cada paciente.

Al iniciar la nefrectomía, el cirujano urólogo trabaja en conjunto de todo un equipo médico para garantizar el éxito durante el proceso de la intervención. La nefrectomía parcial consiste en la extirpación únicamente del tumor maligno del riñón, siempre que el tumor cumpla con ciertas dimensiones que hagan factible el procedimiento. En estos casos el riñón quedará en su sitio y funcional posterior a la cirugía.

La nefrectomía puede realizarse a través de una incisión grande en la zona del abdomen o, en algunos casos, al costado del cuerpo. Esta práctica es conocida como nefrectomía abierta. También puede ser llevada a cabo mediante una serie de incisiones pequeñas ubicadas bajo el abdomen, haciendo uso de una cámara y diversos instrumentos pequeños. Este tipo de procedimiento es conocido como nefrectomía laparoscopía.

La nefrectomía también puede llevarse a cabo con asistencia robótica. La operación se realiza con la ayuda de un robot, mientras que el cirujano se encuentra sentado frente a una computadora junto a la mesa de operaciones. Con este equipo se controlan los brazos mecánicos del robot utilizados para intervenir al paciente.

¿Cómo es la recuperación?

El tiempo de recuperación y la estadía hospitalaria dependerá del tipo de procedimiento realizado. El doctor indicará por cuánto tiempo debe mantenerse la sonda urinaria; en la mayoría de los casos suele ser bastante breve. Cuando el paciente sea dado de alta, el médico dará las instrucciones del cuidado que aquel deberá tener respecto a las dietas y actividades diarias.

El médico también indicará cual es el mejor momento para retornar las actividades de la vida cotidiana, principalmente se tendrá que iniciar con aquellas que no requieran esfuerzo físico ni generen estrés. El tiempo de reposo puede durar varias semanas.

Las estadísticas médicas indican que la mayoría de los pacientes no se ven afectados luego de someterse a una nefrectomía. Lo más común es que al culminar el proceso de recuperación se retomen con normalidad las actividades diarias.

Dr Patricio Cruz Garcia Urologo en Mexico Especialista en Nefrectomia 2 compressor

¿Cuáles son los Riesgos?

Cualquier procedimiento quirúrgico puede presentar complicaciones. A pesar de que la nefrectomía es una intervención segura, no queda exenta de estas situaciones. En casos desfavorables, el paciente podría presentar:

  • Sangrado
  • Infecciones
  • Lesiones en los órganos cercanos
  • Presión arterial alta, también conocida como hipertensión
  • Enfermedades renales crónicas

El hecho de que existan estos riesgos no implica que siempre aparezcan al finalizar la cirugía. Los inconvenientes de la nefrectomía suelen presentarse a futuro por la ausencia del riñón extirpado. Es importante resaltar que todos estos posibles riesgos dependerán de la técnica llevada a cabo en la operación, aparte de la salud del paciente. Para evitar las complicaciones de una operación como esta, se aconseja ponerse en manos de urólogo especialista certificado y con amplia experiencia.

En caso de estar interesado, agenda una cita con el Dr. Patricio Cruz Garcia Villa para ser valorado a la brevedad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Contáctame

¿Te interesa agendar una consulta con el Dr. Patricio Cruz? Llena el siguiente formulario con tus datos y en cuanto recibamos tu información, nos pondremos en contacto contigo.