Title Image

Cistoscopía

El sistema urinario es complejo y delicado. Para mantenerlo sano es necesario el cumplimiento de una dieta balanceada y un consumo de líquido constante. Sin embargo, cuando se siguen estas recomendaciones y continúan presentándose problemas en su funcionamiento, es importante determinar qué está sucediendo. Uno de los procedimientos más efectivos para averiguarlo es la cistoscopia. La cistoscopia es un método eficaz, rápido y poco doloroso, que sirve para acceder a la uretra Y la vejiga, y observar de cerca los problemas que puedan estar manifestándose en este complejo sistema.

¿Qué es la Cistoscopía?

Es un procedimiento médico que se realiza para determinar cualquier afección, daño o enfermedad que sufra el paciente en la vejiga o la uretra. El método consiste en la introducción, a través de la uretra, de un pequeño instrumento con una cámara en la punta. Gracias a esta tecnología es capaz de revisarse todo el sistema urinario.

El procedimiento puede ser aplicado tanto en hombres como en mujeres. No existe mayor diferencia entre los cistoscopios para cada género. Este procedimiento puede realizarse con anestesia o sin anestesia y en ocasiones se puede realizar en el consultorio.

Puede ser un procedimiento únicamente con fines diagnósticos y en ocasiones durante el mismo procedimiento se pueden resolver problemas como estrecheces uretrales, destrucción de piedras en vejiga, resección de tumores de vejiga, control de sangrado de vejiga o próstata, colocación de catéteres para drenaje de riñones o en casos de piedras ureterales.

Dr Patricio Cruz Cirujano Urologo especialista en Cistoscopia en Mexico 1.jpg

¿Para qué sirve la Cistoscopía?

Este procedimiento se utiliza para determinar una serie de daños o afecciones que pueda sufrir la vejiga o la uretra. A través de la cámara se puede realizar una observación detallada de las enfermedades que puedan estar desarrollándose en las paredes de la vejiga o la uretra. También es utilizada si se quiere obtener una muestra para biopsia. Algunas condiciones que pueden ser descubiertas o solucionadas por la cistoscopia son:

Cálculos renales

Mediante la cistoscopia se puede acceder a la vejiga y observar si existen cálculos vesicales. Dependiendo del tamaño, estos pueden ser retirados a través de la uretra con pinzas especiales. Sin embargo, si son muy grandes, ameritan una intervención quirúrgica, ya que podría lesionarse la uretra en casos de usarse como salida.

Cáncer

Mediante la cistoscopia el doctor puede observar irregularidades o formaciones cancerosas en las paredes de la uretra o la vejiga.

Crecimiento Prostático

Mediante la cistoscopia se tiene acceso a la próstata. Con ello se puede determinar la presencia de cualquier enfermedad o daño, como por ejemplo, el crecimiento prostático.

Biopsia

Mediante el uso de pinzas especiales el médico puede tomar una muestra del tejido de las paredes de la uretra o la vejiga para realizar estudios posteriores.

Deformaciones y daños

Mediante la cistoscopia se puede observar cualquier tipo de malformación o daño que haya sufrido la uretra o la vejiga, ya sea desde el nacimiento o por un accidente. En ocasiones, dependiendo de la gravedad, estas pueden ser corregidas mediante instrumentos especiales. Si son muy graves, requerirán de una intervención quirúrgica.

Tomar muestras de orina

En casos de recurrentes infecciones en las vías urinarias, se puede utilizar el método de cistoscopia para tomar una muestra de orina sin que tenga que pasar por la uretra para así evitar que la muestra sea contaminada. De esta manera, el resultado de los exámenes resulta preciso y verídico.

¿Cómo se realiza la Cistoscopía?

El método debe realizarse mediante anestesia general o la aplicación de anestésico en crema sobre la zona genital y el tubo que se introduce para insensibilizar la uretra. Si se usa anestésico en crema, hay que tener en cuenta que el paciente se encontrará despierto durante el procedimiento. Sin embargo, si se quiere que se mantenga calmado, podría utilizarse un sedante.

La cistoscopia es un procedimiento tan simple que no amerita dejar hospitalizado al paciente, ni tampoco de tratamiento pre-operatorio. Luego de anestesiar el área, el médico procede a introducir el cistoscopio por la uretra. Durante el camino hasta la vejiga el doctor observará de forma detallada las paredes de la uretra, en búsqueda de irregularidades o cálculos alojados. Una vez que se haya llegado a la vejiga, se procede a determinar el estado o irregularidad de las paredes.

Cuando se necesita tomar una muestra del tejido, se utiliza un modelo de tubo con pinzas integradas. Luego de terminar el proceso, este se retira y desecha. El tiempo de una cistoscopía puede ser de diez a quince minutos, si no existe ningún inconveniente. Durante el proceso los pacientes no suelen sentir molestias o dolor.

¿Cómo es la Recuperación?

Una vez pasada la anestesia pueden apreciarse algunas incomodidades. El paciente sentirá molestias a la hora de orinar; esto suele pasar uno o dos días después de la intervención.

En ocasiones se pueden presentar pequeñas gotas de sangre en la orina; esto es normal y suele desaparecer unos días después. En caso contrario, deberá buscarse asistencia médica.

Normalmente la textura o consistencia de la próstata se compara con la misma sensación que da tocarse la punta de la nariz. Cuando la consistencia de la próstata es más dura, puede tratarse de un cáncer prostático.

Dr Patricio Cruz Cirujano Urologo especialista en Cistoscopia en Mexico 2

¿Cuáles son los Riesgos?

Este procedimiento no suele ocasionar mayores riesgos. Algunos pacientes presentan molestias al orinar hasta una semana después de la operación. En casos más graves el individuo puede desarrollar una infección en las vías urinarias, sin embargo, puede ser tratada con el consumo de antibióticos.

La salud del sistema urinario debe ser una de las prioridades más importantes para el ser humano, porque, básicamente, depende de su buen funcionamiento. Aunque es necesario hacer lo mismo con todo nuestro cuerpo, el sistema urinario amerita especial atención y cuidado. Esto debido a que, mientras algunos órganos pueden mantenerse sanos sin importar nuestro estilo de alimentación o consumo de líquidos, el sistema urinario no puede hacerlo, ya que requiere de una cantidad diaria de líquido y defensas activas para funcionar correctamente.

Siempre que necesite asistencia médica o conocer más sobre la cistoscopía, puede recurrir a un especialista con experiencia. Por ello le recomendamos al Dr. Patricio Cruz García, ubicado en el Hospital Ángeles del Pedregal en la Ciudad de México. Él puede responder y aclarar todas sus dudas, ofreciéndole a la vez un servicio de calidad y confianza para su salud. Si desea concretar una cita, solo debe llenar el formulario de contacto al costado derecho de esta página. Para cuidar su salud solo necesita querer hacerlo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

 

Contáctame

¿Te interesa agendar una consulta con el Dr. Patricio Cruz? Llena el siguiente formulario con tus datos y en cuanto recibamos tu información, nos pondremos en contacto contigo.