Title Image

Infecciones Urinarias

¿Qué son las Infecciones Urinarias?

Las Infecciones urinarias representan una respuesta inflamatoria del urotelio a una invasión bacteriana que se suele asociar con bacteriuria y piuria. La Bacteriuria es la presencia de bacterias en la orina, que en condiciones normales no se encuentran allí. Y es un indicador válido de colonización y/o infección. Puede ser sintomática o asintomática.

¿Qué es la Cistitis?

La Cistitis se define como un síndrome clínico compuesto por ardor, frecuencia urinaria, tenesmo vesical y dolor suprapúbico.

Urologo en Mexico Especialista en Infecciones Urinarias v001

¿Qué es la Pielonefritis?

La pielonefritis aguda es un síndrome clínico caracterizado por escalosfrios, fiebre y dolor lumbar. La pielonefritis crónica describe un riñón cicatrizal con reducción de su tamaño, debido a evidencias morfológicas, radiológicas o funcionales de enfermedad renal que puede ser postinfecciosa pero que muchas veces no se asocia con infección.

¿Cómo se clasifican las Infecciones Urinarias?

Infección urinaria no complicada: se aplica a la infección que afecta a un paciente sano con vías urinarias normales desde el punto de vista anatómico y funcional.

– Infección Urinaria Complicada: se asocia a factores que aumentan la probabilidad de ingreso de las bacterias y reducen la eficacia del tratamiento. Estos factores pueden ser: Anomalía anatómica o funcional del aparato urinario, sexo masculino, embarazo, edad, diabetes mellitus, inmunocompromiso, infecciones urinarias en la infancia, uso de antibióticos reciente, uso de sonda transuretral, instrumentación de las vías urinarias, infección intrahospitalaria, síntomas de más de 7 días de evolución.

– Primera Infección ó Infección Aislada: es la que presenta un individuo que nunca experimentó una infección urinaria ó que tuvo una infección hace mucho tiempo. El término reinfección describe un nuevo evento asociado con la reintroducción de bacterias en las vías urinarias desde el exterior.

– La Persistencia Bacteriana: es la infección recurrente producida por las mismas bacterias que regresan a las vías urinarias desde un foco dentro de ellas, como un cálculo infeccioso o la próstata.

Las infecciones urinarias bacterianas son las más frecuentes, las cuales generan alrededor de 7 millones de consultas por año. El 30% de mujeres habrá desarrollado una infección sintomática en sus primeros 24 años. El 20% de mujeres y 10% de hombres presentan infecciones urinarias después de los 65 años. La incidencia de bacteriruria aumenta con internamientos y enfermedades concomitantes.

¿Cómo se contagian las Infecciones Urinarias?

La mayoría de las bacterias ingresa en las vías urinarias desde el tracto intestinal por vía ascendente a través de la uretra hacia la vejiga. La adhesión de los microorganismos patógenos a la mucosa del urotelio desempeña un papel significativo en las infecciones ascendentes. La pielonefritis se da por reflujo de orina y las bacterias que ingresan a la vejiga pueden ascender a través del uréter al riñón sin problemas.

– Microorganismos Patógenos Urinarios: La mayoría de las infecciones urinarias son producidas por bacterias que proceden de la flora normal como S. epidermidis y C. albicans que se encuentran en la vagina y el periné. Escherichia coli es por mucho la causa más común de infección urinaria y responsable del 85% de las infecciones adquiridas en la comunidad y 50% de las infecciones intrahospitalarias. Enterobacterias como Proteus, Klebsiella, E. faecalis, S saprophyticus explican el resto de las infecciones adquiridas en la comunidad.

– Defensas Naturales de las Vías Urinarias: La flora normal del introito vaginal, el área periuretral y la uretra contienen lactobacilos, estafilococos y estreptococos que constituyen una barrera contra la colonización por patógenos urinarios. Los estrógenos, la inmunoglobulina A cervical y ph bajo, alteran la capacidad de colonización de bacterias. La colonización se asoció con el uso de espermicidas, antibióticos que modifican la flora normal y aumentan receptividad del epitelio a las bacterias.

– Orina: Los factores más inhibidores son la osmolalidad, la concentración de urea, concentración de acidos orgánicos y el ph, la proliferación bacteriana se inhibe cuando la orina está muy diluida o la osmolaridad es muy alta en asociación con el ph bajo. La presencia de glucosa en la orina facilita las infecciones. La orina de pacientes embarazadas propicia un Ph idóneo para la proliferación de E. coli.

– Vejiga: Capacidad de vaciamiento vesical, obstrucción a la salida de orina, presencia de sedimento urinario, cantidad de orina residual.

Síntomas de la Pielonefritis

La pielonefritis se asocia en forma clásica con fiebre, escalofríos y dolor lumbar. El paciente puede presentar náuseas y vómito. El absceso renal o perirrenal puede ocasionar fiebre y una masa hipersensible en la región lumbar.

Los pacientes con sondas permanentes suelen desarrollar bacteriuria asintomática pero la fiebre asociada con bacteremia puede aparecer con rapidez y llegar a complicaciones mayores.

Urologo en Mexico Especialista en Infecciones Urinarias v002

Diagnóstico de las Infecciones Urinarias

El diagnostico presuntivo de infección urinaria se basa en el análisis directo o indirecto de la orina y se confirma con el UROCULTIVO. En condiciones normales la orina no tiene bacterias Los falsos positivos se deben a la contaminación de la muestra de orina con bacterias y leucocitos durante su recolección.

En los hombres no circuncidados se debe retraer el prepucio y lavar el glande con jabón, se enjuaga y se orinan aproximadamente 10 mls, posteriormente se orina el chorro medio en el frasco. En las mujeres se deben abrir los labios, lavar y desinfectar el área uretral y vaginal, con agua y jabón y recolectar el chorro medio de la orina.

Tratamientos para la Cistitis

De acuerdo al resultado de los estudios solicitados el tratamiento con antibiótico deberá ser individualizado e indicado por un urólogo. Los índices de resistencia bacteriana en la actualidad a los antibióticos han aumentado en forma impresionante.

Esto quiere decir que muchas bacterias no son susceptibles a muchos antibióticos. El uso de un antibiótico con poca o nula acción contra las bacterias puede originar que la infección urinaria se agrave o se prolongue por más tiempo. Es muy importante y recomendable NO AUTOMEDICARSE.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

 

Contáctame

¿Te interesa agendar una consulta con el Dr. Patricio Cruz? Llena el siguiente formulario con tus datos y en cuanto recibamos tu información, nos pondremos en contacto contigo.